Higado frito con ajo y perejil

   

Recetas de cocina para supervivientes

Todos los nutrientes

por 100 g

Energía181,43kcal
Proteína14,48g
Carbohidrato8,31g
Azúcar0,67g
Grasa10,03g
Grasa Saturada1,93g
Grasa Monoinsaturada3,58g
Grasa Poliinsaturada2,75g
Colesterol240,91mg
Fibra0,85g
Sodio102,64mg
Potasio381,06mg

Mi bodega

Taba de nutrientes de los alimentos

Medidas tradicionales en la cocina

Anunciarse aquí

Buscando trabajo

Higado frito con ajo y perejil

Higado de cordero frito con ajo y perejil

Plato de casquería, vísceras o "desperdicios", muy indicado para combatir la anemia y los niveles bajos de hierro. Es un plato sano y no especialmente calórico por lo que es adecuado para las dietas hipocalóricas y con muy poca grasa. Hay personas que no soportan la cocina de casquería pero en mi caso me encantan todos estos productos que tradicionalmente se consideraban de segunda. Pero actualmente hay una corriente entre los cocineros de prestigio que proponen sus versiones de estos platos exquisitos elaborados con estos productos.

Características

Ingredientes

Preparación

  1. Cortamos las patatas en tiras y las freímos en aceite no muy caliente. Las escurrimos y subimos la temperatura del aceite y las volvemos a freír hasta que queden doraditas y crujientes.
  2. En una sartén con un chorrito de aceite y freímos ligeramente los filetitos de hígado.
  3. Servimos caliente con el ajo y el perejil frescos por encima finamente picados y acompañados por las patatas con un chorrito de kétchup.

Consejos

Es importante no cocinar en exceso el hígado porque quedaría muy seco y una textura desagradable. Para los niños se prescinde del ajo y el perejil, porque no suelen gustarles y se hace imposible que se lo coman. A la plancha también queda excelente y nos evitamos algunas calorías más.

Que aproveche:

Deja tu comentario

Autor de Fotos de Aves

Autor

Carles Pastor