Autor de Fotos de Aves

Inicio
Volver
Subir

Blog

Carles Pastor

9 Nov. 2016

Anunciarse con Google

Nutrientes por 100 g

Energía129kcal
Proteína10,8g
Carbohidrato7g
Azúcar6,1g
Grasa5,8g
Grasa Saturada1g
Grasa Monoinsat.2g
Grasa Poliinsat.1,8g
Colesterol25mg
Fibra0,8g
Sodio28mg
Potasio267mg

Salmón con frutas y salsa de naranja

Recetas de cocina

Receta de corte tropical, salmón al horno con frutas tropicales y salsa de naranja. Poco calórico y muy sano, rico en vitamina c y ácidos grasos omega3. Pero lo mejor es que queda delicioso y con sabores frescos de frutas.

Características

Calificación: 4.9 ❤ de 73 opiniones
Tiempo de preparación: 20 minutos. Tiempo de cocción: 15 minutos
Cantidad obtenida: aprox. 2 porción. Tamaño de la porción: 250 gr
Calorías por porción: 321 Kcal. Grasas por porción: 14,5 g

Ingredientes

Lomo de salmón: 300 g
Manzana: 70 g
Piña: 70 g
Kiwi: 1 fruta
Naranja: 1 grande
Limón; 1/2 pieza
Vinagre: 2 cucharadas
Vino blanco: 2 cucharadas
Azúcar: 1 cucharada
Harina: 1 cucharadita
Pimienta negra molida, sal al gusto

Preparación

Ponemos los lomes de salmón a marinar con un chorro de zumo de limón salpimentamos.

Salsa de naranja

En un cazo ponemos el vino, el vinagre, el zumo de la naranja y el azúcar. Reducimos hasta la mitad y ligamos con la cucharadita de harina disuelta en un poco de agua fría. Cocinamos hasta conseguir el espesor de nuestro gusto.

Para el horno

En un cacharro adecuado para el horno, precalentado en el horno a unos 200ºC, Colocamos los lomos de salmón, los cubrimos con lonchas de manzana cortadas finas. Los rodeamos con las frutas cortadas a tacos y regamos con un poco de la salsa de naranja. Horneamos entre 10 y 20 minutos según el punto de nuestro gusto, solo con el gratinador.

Servimos

Servimos recién sacado del horno y lo napamos con la salsa de naranja.

Consejos

Podemos utilizar cualquier fruta de nuestro agrado como, fresas, pera, mango, etc. Las frutas si lo preferimos pueden saltearse en una sartén o plancha. Si ponemos cazuelitas individuales podemos servir del horno a la mesa sobre un plato para no quemar el mantel. Que aproveche: