Autor de Fotos de Aves

Inicio
Volver
Subir

Blog

Araña de la cruz

Anunciarse con Google

Carles Pastor

22 Nov. 2016

Insectos esotéricos

Significado esotérico en los reinos de la naturaleza

Insectos que empiezan por: A - C - L - M - O - S

 Libélulas

Mitos y leyendas: En el Japón milenario a las libélulas se las designó como kachi-mushi o insectos victoriosos, que atraen la buena suerte, en gran parte debido a la fábula del tábano. Los cascos de los samurái, soldados, y otros objetos de uso cotidiano fueron decorados con dibujos de libélulas para atraer la buena suerte. En algunas zonas de Suecia se cree que si una libélula vuela alrededor de la
Libélulas
cabeza de alguien, este sufrirá una herida como castigo y su alma se hará más pesada. En Filipinas, se considera que si una libélula se posa en el cabello de alguien, éste comenzará a presentar signos de
locura. La mitología hindú señala que cuando las personas mueren sus almas se transforman en libélulas que esperan en la Naturaleza hasta renacer en otra persona. Los indígenas Navajo ven a la libélula como símbolo de la pureza del agua. Sus textiles y joyas muestran distintos diseños de esta criatura. Una de las más bellas historias acerca de la libélula es un mito de los habitantes de una villa Zuni acerca de 2 niños que fueron abandonados por los pobladores cuando la cosecha de grano falló. El niño más pequeño construyó una libélula de juguete con las cáscaras para alegrar a su hermana. Eventualmente, la libélula cobró vida y apaciguó a los espíritus del cultivo quienes les dieron a la aldea una gran cosecha de grano. En el México prehispánico se les consideró como símbolo de la pureza del agua.
Mundo onírico: Las apariciones de libélulas en sueños suelen estar ligados a la ligereza y la frivolidad, y quizá sean un aviso de que estamos descuidando mucho los elementos más importantes de nuestra vida, como la familia o el amor para dedicarnos al gozo y disfrute propio. Probablemente deberíamos pararnos y reflexionar acerca de nuestras preferencias y darnos cuenta que no siempre la diversión gratuita está por encima de todo.