Nutrientes por 100 g
Energía124kcal
Proteína7,9g
Grasa5,8g
Glúcidos5,5g
Más nutrientes

Pies de cerdo a la catalana

Recetario de en Fotos de aves

Manitas de ministro. Pies de cerdo

Descripción de la receta

Plato principal de casquería típico de la cocina catalana "Peus de porc" coloquialmente denominado "Manitas de ministro". Delicioso y muy meloso debido a la gran cantidad de gelatina que desprenden los cartílagos. Es de cocción larga pero el resultado compensa el tiempo de elaboración con creces. En casa es una fiesta cada vez que las comemos.

Características del plato

Calificación: 4.5 ❤ de 30 opiniones
Tiempo preparación: 1/2 hora. Tiempo cocción: 3 1/2m horas
Cantidad obtenida: 2 porciones. Tamaño porción: 250 gr
Calorías por porción: 335 Kcal. Grasas por porción: 24 g
Manitas de ministro. Pies de cerdo

Ingredientes

Pies de cerdo 2 partidas por la mitad
Cebolla 1 pequeña
Ajo 1 cabeza entera
Tomate frito 3 cucharadas
Vino blanco 200 ml
Pasas de Corinto o sultanas 30 g
Piñones 30 g
Laurel 2 hojas
Aceite, sal, pimienta en grano y pimentón picante

Preparación del plato

Manitas de ministro. Pies de cerdo
Al comprar los pies de cerdo pedimos al carnicero que nos los parta por la mitad. Elegiremos unas bien blanquitas. Para que queden lo más limpias posible las pasaremos por la llama del fuego para quemar los pelos que tengan y las lavaremos bajo el chorro de agua. En una cazuela grande las herviremos durante unos 10 minutos y tiraremos esta primera agua. Esto es para acabar de de desangrarlas y desinfectarlas. Añadiremos abundante agua limpia e incorporaremos unos granos de pimienta la cabeza de ajos entera, la cebolla entera, sal y las hojas de laurel. Cuando empiece a cocer el agua bajaremos el fuego a media potencia para que haga chup chup durante unas tres horas y media. Retiramos los pies, colamos el caldo y reservamos. Descartamos las verduras. Cuando estén algo más frías podemos deshuesar los pies, en casa solo retiramos los huesos más grandes y los que se han desprendido totalmente. En la cazuela pochamos la cebolla finamente picada con un pellizco de sal para que sude vigilando de que no se dore en exceso. Cuando esté bien pochada añadimos el tomate frito, las pasas, previamente remojadas en el vino, y los piñones ligeramente tostados. Dejamos unos minutos e incorporamos los pies de cerdo, el vino y dejamos a fuego fuerte hasta que evapore el alcohol. Añadimos parte del caldo reservado hasta cubrir los pies y bajamos el fuego. Dejamos unos minutos para que se integren los sabores y espese la salsa hasta nuestro gusto.

Consejos y trucos

Si no queremos que queden excesivamente gelatinosas podemos rebajar el caldo con algo de agua. De un día para otro quedan mucho más sabrosas. Más recetas con carne.

Al navegar
aceptas la
Política
Cookies