Familia bovidae

Significado esotérico de los mamíferos

Los bovidae o bóvidos son una familia de animales mamíferos ungulados con un numero par de dedos que incluye a toros, antílopes, ovejas, cabras y otros animales parecidos. Todos ellos tienen como característica en común que son estrictamente herbívoros por lo que se alimentan exclusibamente de vejetales como yerba, pasto, paja de cereales y similares o las partes más tiernas de los pequeños arbustos. Muchos bóvidos, pero no todos, las hembras y los machos presentan cuernos sobre sus cabezas. Estos cuernos son huecos y permanentes, al contrario de los cérvidos que son temporales y macizos. En general, se desarrollan bien en climas moderados y tropicales comprendiendo zonas mediterráneas, desiertos, tundra y en bosques tropicales. Todos ellos son rumiantes, y tienen además una característica en común: su estómago con cuatro compartimentos, retículo, omaso, abomaso y rumen. Las diferentes funciones de cada compartimiento completan todo el proceso de la digestión de los vegetales ingeridos. En las etapas infantiles, los bóvidos solamente tienen desarrollado el abomaso y se alimentan únicamente de leche materna por lo que en esta etapa no se los considera como rumiantes. Alrededor de los tres meses de edad, dependiendo de la especie, suelen tener en funcionamiento sus cuatro estómagos, pudiendo alimentarse como los adultos. La talla de estos animales varía desde el tamaño de un gato emético, como el género madoqua unos diminutos antílopes africanos, hasta los dos metros hasta la cruz y pesar cerca de la tonelada como bueyes, búfalos y bisontes. La mayoría de los miembros de esta familia se congregan en manadas, grupos grandes con estructuras sociales muy complejas, pero existen casos en los que su comportamiento es solitario.