Garcilla bueyera - bubulcus ibis

Significado esotérico de las garzas

Nombre común en:
Alemán: Kuhreiher
Catalán: Esplugabous
Español: Garcilla bueyera
Euskera: Lertxuntxo itzain
Francés: Héron garde-boeufs
Gallego: Garza boieira
Inglés: Cattle Egret
Italiano: Airone guardabuoi
Portugués: Garça-boieira

La garcilla bueyera es un ave del orden pelecaniformes de la familia ardeidae y perteneciente al género Es el único representante del género bubulcus, aunque algunos expertos consideran especies separadas a sus subespecies. La bubulcus ibises es la garcilla que vemos tras el ganado y los tractores arando buscando bichos en la tierra removida para alimentarse. Esta garcilla es un ave esbelta, pequeña en comparación con otras garzas, de color blanco y adornada con plumas doradas o anaranjadas en su cabeza, cuello, el pico, las patas y el iris se tornan rojos durante la temporada de cría. Ambos sexos son muy similares, pero los machos son algo más grandes y tienen las plumas nupciales ligeramente más largas que las hembras. Los juveniles carecen de las plumas anaranjadas y tienen el pico negro. Suele anidar en colonias, generalmente cerca del agua y a menudo con otras aves zancudas. El macho se exhibe en un árbol de la colonia, y usa una gran variedad de comportamientos rituales tales como agitar una ramita o apuntar con el pico hacia arriba. La pareja se forma tras tres o cuatro días. Eligen una pareja distinta cada temporada y también si vuelven a anidar tras fracasar en un primer intento. El nido es una pequeña plataforma desordenada de palitos en un árbol o arbusto que construyen entre los dos miembros de la pareja. Las ramitas las recoge el macho y las coloca la hembra, el robo de palitos es corriente. El tamaño de la puesta consta de uno a cinco huevos, aunque tres o cuatro es lo más normal. Los huevos son ovalados y de color blanco azulado. Su incubación dura alrededor de 23 días, siendo dos miembros de la pareja los encargados de la tarea. Los pollos están parcialmente cubiertos de plumón al nacer y siendo totalmente dependientes de sus progenitores. Siendo incapaces de regular su propia temperatura hasta los 9 o 12 días y no están completamente emplumados hasta los 13 o 21 días. Empiezan a abandonar el nido moviéndose por las ramas circundantes a las dos semanas. Están completamente desarrollados a los 30 días, aunque no se independizan hasta los 45 días aproximadamente. Se alimenta en hábitats herbáceos relativamente secos, a menudo acompañando al ganado u otros grandes mamíferos, como ovejas y caballos, para atrapar a los insectos y pequeños vertebrados espantados por estos, costumbre de la que recibe su nombre. La garcilla bueyera ha protagonizado la expansión natural más amplia y rápida de todas las especies de aves. Algunas poblaciones de garcilla bueyera son migratorias mientras que otras únicamente realizan dispersiones cortas tras la cría. Las garcillas bueyeras adultas tienen pocos predadores, pero otras aves y mamíferos suelen saquear sus nidos. La principal causa de mortalidad de sus pollos es la inanición. De las garzas, ésta es la más común y numerosa. Existen dos, tal vez tres, variedades geográficas de la esta especie según los distintos autores, bubulcus ivis ivis, bubulcus ibis coromandus, bubulcus ibis seychellarum. Longitud 48-53 cm envergadura 90-96 cm.

Otros miembros de las ardeidas: Avetoro, Avetorillo común, Garcilla cangrejera, Garceta común, Garceta grande, Garza imperial, Garza real, Martinete común.